CICA

CENTRO DE INTERPRETACION DEL CINE DE ASTURIAS

Más allá de las pantallas, la magia del cine ocupa un lugar privilegiado en el Casino de Asturias. Espacios dedicados a la historia de nuestro cine, con exposiciones permanentes y temporales, mediateca,zona de proyección, sala de conferencias y, por supuesto,un atractivo programa de actividades relacionadas con el séptimo arte.

 

 

PROGRAMACIÓN

2 de julio | Lunes | 17.30h y 20.00h  | EL HILO INVISIBLE

USA. 2017. 120 mins. Dir.: Paul Thomas Anderson. Con Daniel Day-Lewis, Actores: Vicky Krieps, Lesley Manville, Sue Clark, Joan Brown, Harriet Leitch. Es poco probable que sea la última película de Daniel Day-Lewis aunque el actor irlandés hubiera anunciado poco antes de su estreno lo contrario. En cualquier caso, vuelve a ofrecernos una gran interpretación, la de un modisto inspirado en Valenciaga y su relación con una de sus modelos. Paul Thomas Anderson vuelve a regalarnos una obra maestra, más contenida y clásica que de costumbre, exquisita en la puesta en escena, la elección de los planos. La relación con Day-Lewis es órganica. Cada gesto, cada movimiento de uno está perfectamente empastado con el encuadre elegido por el otro para contar una historia de dominación, de amor y dolor, una película que sobre la escusa de la moda nos habla del sadomasoquismo y que haría las delicias de Michel Foucault.

 

3 de julio | Martes | 17:30h y 20.00h | TWIN PEAKS: EL REGRESO

Temporada 3. Serie. USA. 2017. Caps. 15, 16. Dir.: David Lynch. Con Kyle MacLachlan, David Lynch, Miguel Ferrer, Laura Dern, Naomi Watts, Robert Forster, Chrysta Bell, Jim Belushi, Tom Sizemore, Jennifer Jason Leigh, Tim Roth, Ashley Judd. JULIO,

4 de julio | Miércoles | 17.30 y 20.00h | LADY BIRD

USA. 2018. 90 mins. Dir.: Greta Gerwig.Actores: Saoirse Ronan, Laurie Metcalf, Tracy Letts, Lucas Hedges, Timothee Chalamet, Beanie Feldstein. En Merrily We Roll Along, ambicioso musical de Stephen Sondheim recibido con frialdad en su estreno de 1981 y elevado a obra de culto en sus posteriores montajes, se narra, en cronología inversa, la distancia entre un éxito apoteósico –el del productor de Hollywood Franklin Shepard- y unos incontenibles sueños de juventud –los que compartía con sus amigos Charley y Mary-. Es un musical amargo, en el que cada salto en el tiempo da la medida de una renuncia personal, un sueño roto o una traición a los principios. Lady Bird está, pues, en un punto estratégico de su vida: la atalaya desde la que proyectar sueños, pero, también, el punto de referencia que servirá para medir renuncias y autoengaños futuros.